viernes, 17 de agosto de 2007

una de las (pocas) escaleras de Madrid

Paseando por las calles desiertas de esta ciudad en agosto, se me ocurrió que Madrid, que tiene unos desniveles notables (está asentada sobre, al menos, siete colinas), apenas cuenta con escaleras para salvar las diferentes alturas en las calles.

Madrid es la ciudad de las cuestas: la de San Vicente, la de Moyano, la de la Vega, la de Santo Domingo, la costanilla de los Ángeles...

En otras localidades, las escaleras son abundantes (Bilbao, Tarragona). La que saco a la izquierda es un raro ejemplar en el centro de Madrid. Está en la calle Antonio Grilo, al lado del mercado de los Mostenses.

Yo prefiero las cuestas.

6 comentarios:

Brocco dijo...

Pues es ideal para que el Didi vulgaris corretee por ahí y suba y baje para ponerse (más) a tono.

Alfredo dijo...

Hombre, eso de que Madrid es la ciudad de las cuestas... supongo que depende de con qué lo compares :)

Antes de Madrid, he vivido muchos años en Santander y en Toledo. Santander tiene una cuestas que te cagas. Toledo ya es la hostia, y como se suele decir, "son todas hacia arriba, ninguna hacia abajo"

Alf
areino.com

didi dijo...

bueno, Alf (qué buen nombre!), la verdad es que lo de las cuestas es en comparación con las pocas escaleras.

Lo de Toledo no tiene nombre. Vaya piernecillas que les salen a las mozas del lugar de tanto subir y bajar.

Tamara dijo...

Nunca lo había pensado pero la verdad es que yo también prefiero las cuestas...
Tengo una amiga que es de Toledo y dice que las toledanas tienen fama de tener "buenos culos", por eso de las cuestas claro...
Besos!

Matritensis dijo...

Curioso, ya somos como Roma, Atenas o Estambul que presumen de tener 7 colinas, de estas tres ciudades sólo me he percatado de las de Roma, en Atenas o Estambul debe pasar como en Madrid porque no se notan o yo no lo he notado...

fernando dijo...

Es verdad. Hay muchs cuestas y pocas escaleras. Cuál será el motivo ?