sábado, 16 de junio de 2007

lenguaje burocrático absurdo

A bordo de un autobús de los verdes, hacia los extrarradios de Madrid:

El viajero deberá hacer frente a su pago con moneda fraccionaria exacta coincidente con el precio marcado. No obstante, las empresas adoptarán las medidas necesarias para que su personal pueda realizar cambios de moneda, siempre y cuando la ofrecida como pago por el usuario sea como máximo el primer billete con valor por encima del precio de un título sencillo.

Menos mal que alguien puso (a mano) algo de sentido común a todo este embrollo burocrático:

5 comentarios:

manly dijo...

al pan pan, y al vino vino.

Raquel dijo...

Didi! Sigues vivo! Ni yo misma me enlazo con mis propios links, hasta que me he puesto a hacer limpieza. No sabía que te habías mudado .. Como mínimo, esto tiene un curro que no veas, no? Ni mi mesa del Ikea .. Un besote!

inthesity dijo...

Yo estoy acostumbrado a lenguajes similares, pero esto supera todo lo conocido, he tendio que leerlo dos veces y eso qeu incluye aclaración.

fernando dijo...

Si no ponen a mano la solución, el lío estaba asegurado.

El lenguaje debe servir para comunircarse, no para liar al personal

javivi dijo...

estos madrileños deben de estar locos!!!!!