miércoles, 23 de julio de 2008

el falso trosky

Una de las primeras veces que caminaba por Gran Vía me llamó la atención uno de sus luminosos, en el que me pareció ver a Leon Trostky, el insigne dirigente soviético luego defenestrado y violentado (piolet mediante).

Por una extraña asociación de ideas, llegué incluso a interiorizar que el cartel estaba allí para rendir homenaje al líder caído (tal vez porque lo asesinó un español).

No volví a pensar en ello hasta muchos años después. Tardé tiempo en comprobar que, pese a que la imagen que tenía en mi cabeza del revolucionario se parecía mucho a la iluminada, y las siglas que lo acompañaban se asemejaban a cualquiera de las que utiliza la URSS (por la K, supongo), el de la imagen no era otro que el Coronel Sanders, fundador de la extensa cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken.

Nunca capitalismo y marxismo estuvieron tan cerca. En mi cabeza, al menos.

3 comentarios:

sulizhen dijo...

Una historia tan bonita como surrealista. :) Me encanta

ocio en madrid dijo...

Que buena apreciación!! Otro mensaje subliminal

Por cierto, muy bueno el blog, felicidades!!

anamilton dijo...

Hola, sólo felicitaros por el blog y comentar que os he enlazado en el mio

Wilkommen to Milton Island!
http://miltonisland.wordpress.com/