martes, 21 de noviembre de 2006

publicidad poco institucional

en ocasiones, los políticos confunden la publicidad institucional, necesaria en determinados momentos, con la propaganda partidista.

El último ejemplo es el de la última campaña publicitaria del ayuntamiento de Madrid, en la que se ha hecho uso de dinero público (exactamente, 1.040.000 €, según el propio consistorio) para intentar minimizar la oposición de los madrileños a las abundantes (y excesivas, a mi juicio) obras de infraestructuras acometidas por el equipo de Gallardón.

Estos son algunos de los carteles que, bajo la frase ¿Qué pasaría si nunca pasase nada? y siete meses antes de las elecciones municipales, adornan paradas de autobús, metro y los diarios de la capital.

Las Ventas, Cuatro Caminos y las orillas del Manzanares: bellas estampas de principios de siglo.

Dada la gran repercusión de la iniciativa municipal, esmadriz! ofrece, sin coste adicional alguno, un cartel para la segunda parte de la campaña publicitaria. Más acorde, quizás, con la realidad de Madrid. Ahí va:


10 comentarios:

R dijo...

Siempre que veo esos anuncios pienso si de verdad alguien puede pensar que qué buen trabajo han hecho con la ciudad. Molaba mucho más antes... (suspiro nostálgico)

equisy dijo...

A mí los carteles me gustan, pero eso no quita para que esté hasta el coño de Madrid y de sus putas obras.

addie dijo...

A mí me parece que alguien que basa su gestión única y exclusivamente en las obras y se olvida de todo lo demás, causando graves perjuicios en el resto de servicios y tiene la ciudad hecha una pena, buen alcalde no puede ser. Alguien que para no realizar estudios medioambientales previos a las obras hace trampa y miente, buena persona tampoco va a ser. Y encima tiene el morro impresionante de poner unas imágenes de Madrid de principios de siglo (lamentablemente coloreadas) que nada tienen que ver con su gestión ni con sus obras y llamando retrógrados a quienes están en contra de sus desmanes. Lo de Gallardón es que no hay por dónde cogerlo.
Y el eslogan es bastante cacofónico.

addie dijo...

A mí me parece que alguien que basa su gestión única y exclusivamente en las obras y se olvida de todo lo demás, causando graves perjuicios en el resto de servicios y tiene la ciudad hecha una pena, buen alcalde no puede ser. Alguien que para no realizar estudios medioambientales previos a las obras hace trampa y miente, buena persona tampoco va a ser. Y encima tiene el morro impresionante de poner unas imágenes de Madrid de principios de siglo (lamentablemente coloreadas) que nada tienen que ver con su gestión ni con sus obras y llamando retrógrados a quienes están en contra de sus desmanes. Lo de Gallardón es que no hay por dónde cogerlo.
Y el eslogan es bastante cacofónico.

Brocco dijo...

has dao en el clavo con el hacha.

Aalto dijo...

Didi, ¿preferirías de verdad, como madrileño, que nuestra ciudad no evolucionara? ¿preferirías que las infraestructuras se quedaran anticuadas? supongo que no.

didi dijo...

Aalto: lo que critica el post es la utilización de dinero público (mucho, por cierto) para una campaña publicitaria con claros tintes electorales.

Evidentemente, el argumento que utiliza el Ayuntamiento en su campaña es demagógico, puesto que nadie en su sano juicio se puede oponer a que, en lugar de ir en burro a los sitios, se pueda coger el metro. Yo, evidentemente, tampoco me opongo a la mejora de la ciudad.

No obstante, la forma en la que el Consistorio ha acometido estos cuatro años de obras es muy discutible, y daría (lo dará) para escribir uno o varios posts.

Aalto dijo...

En cuanto a lo de los árboles, estaría bien recordar a tus lectores que en el Programa de Reforestación Madrid Calle 30 se plantarán en total 254.000 árboles (12 veces más que los que tiene El Retiro)

Hasta el momento se han plantado 101.706 árboles, de ellos 79.535 son pinos, 21.084 encinas, y también olmos, fresnos y chopos.

Eso también hay que contarlo ;)

didi dijo...

ah, se me olvidaba: el dibujo simplemente contesta a la campaña publicitaria con su mismo estilo. Aunque no sólo habla de los árboles, sino de todo lo que el Ayuntamiento se está cargando de la ciudad.

Y respecto al tema de los árboles, también habrá post al respecto. Evidentemente, no se trata de una cuestión numérica: una larga calle se puede quedar sin un sólo árbol, y sólo se habrán quitado medio centenar, al tiempo que se plantan mil árboles en un parque de nueva creación.

De todas formas, la publicidad de Gallardón sobre los muchos árboles que va a plantar ya la veo todos los días en la prensa tradicional. Este blog tiene la vocación de contar lo que no aparece ahí.

Un saludo, y gracias por los comentarios!

Aalto dijo...

Por cierto, Didi, no te habíamos enlazado todavía entre nuestros blogs sobre Madrid, perdona el descuido.

Ya está hecho.

Un saludo.