lunes, 13 de noviembre de 2006

de tapas: el Herjomar

antes de inaugurar esta minisección de tapeo dentro del blog, he de rendir merecido homenaje a mis inspiradores: La Cuchara (antes también conocido como La cuchara de palo). Ellos pusieron en práctica una idea que yo esbozaba en un cuaderno cuando todavía no conocía qué era eso de tener un blog. Va por ellos.

Como los buenos bares de tapas, descubrí el Herjomar por casualidad, paseando una tarde desde Cuatro Caminos.


Su entrada, toda una declaración de intenciones

El establecimiento en cuestión es lo que entendemos como un auténtico bar de viejos, de esos que se caracterizan por el trato afable, las cañas baratas, las raciones generosas y la escasa atención a la limpieza y al minimalismo made in Ikea.

Los camareros del Herjomar, según la tradición en los bares madrileños, sirven una (generosa) tapa con cada caña, que puede ser croquetas, pimientos de padrón, riñones en salsa con patatas (ver imagen de la derecha) o cualquier otro manjar por el estilo.

Las raciones son abundantes, y a unos precios la mar de majos. Eso sí, nada de esquisiteces de la nouvelle cuisine. Si tuviera que definirlas con un adjetivo, les pondría el de castellanas, pero como del siglo XVI. Ya me entendéis.

Más ventajas: se puede reservar para meriendas-cenas numerosas, e incluso dispone de un minicomedor en la zona inferior (el subsuelo, vamos) en la que explayarse a gusto.

Por la zona en la que está ubicado (cerca de Metropolitano), es muy frecuentado por universitarios, aunque entre los habituales también están el típico Señor Manolo con su puro y su camisa descamisada, además de jóvenes del barrio, tipo chandaleros.

lo mejor: el precio de las cañas y las patatas fritas caseras.

lo peor: la constante falta de espacio. Si llegas a pillar una mesa, hazte fuerte en ella y no la sueltes.

Avda. Reina Victoria (Metro Guzmán el Bueno - salida Los Vascos) todos los días (salvo el lunes) mejor no ir muy tarde 1,10 (caña) y de 3,75 a 10,50 (raciones)

10 comentarios:

alturo dijo...

Hola!!

Saludos desde La Cuchara y es que no hay mejor homenaje que descubrirnos un bar de tapas.

Ese cartel rosa dice mucho del Herjamar, si señor y esos riñoncitos mmm que viva la casqueria!!

Nos leemos ;)

Addie dijo...

Me pregunto de dónde vendrá el nombre, Herjomar. La caña a 1,10 ya empieza a ser todo un hallazgo.
Habrá que ir a probar esas tapas, gracias por el dato.

didi dijo...

Yo creo, addie, que el nombre viene de los dos hermanos dueños del bar en su origen: HERmenegildo y JOsé. La tercera sílaba es, sin duda, la mujer del primero, MARía.

Y si te gusta lo de las cañas a 1,10 con tapita, sigue atento que llegarán más bares de ese pelo.

Un saludo Alturo! cómo nos gustan las entretelas animales, eh?

Brocco dijo...

oiga! cómo es que me tengo q enterar por al fragua (buenos contactos tié el didi) de que abre ud un nuevo blog??? no he recibido mail suyo, verde y personalizado! mi ira se desatará y le cortaré las camisetas de rayas!

desgraciao.

equisy dijo...

Ay, lo de llamar a los establecimientos juntando las primeras sílabas de los nombres de los seres queridos es muy de los 80...

suicidapotencial dijo...

Pues me tendrás que llevar a pillarnos un pedo elegante y de paso probar las tapas XD

Anónimo dijo...

Casi al lado está "La LLama", clásico sitio de raciones baratas donde los haya. Un lugar esencial de conocer y probar.

Anónimo dijo...

El bar más frecuentado por la gente de HobbyPress.

Anónimo dijo...

¿La LLama y HerJoMar no son de los mismos dueños?

Tapapedia dijo...

Si queréis concocer más sitios para tomarte unas buenas tapas en Madrid, os recomiendo:

www.tapapedia.blogspot.com