jueves, 14 de diciembre de 2006

historias irrelevantes: los amantes

cada día, antes de ir a trabajar, los veo. Se colocan justo en el portal de al lado, en el callejón, donde casi nadie pasa. Ella es más joven, aunque parece que ambos van al mismo curso. Nunca me miran cuando paso junto a sus mochilas de colegio. Están a lo suyo, besándose, y tocándose todo lo que alguien se puede dejar tocar con esa edad sin dejar de parecer decente.

Ayer también los vi, pero uno a cada lado del portal. Estaban enfadados. Tampoco se dieron cuenta de mi presencia, tenían la mirada perdida. Hoy no los he visto. El callejón parecía un desierto, y me he preocupado.

Espero que vuelvan mañana. Ya me había acostumbrado a esbozar una sonrisa cada vez que pasaba por su lado.

sección dedicada al autor de 'Historias Marginales', con el que aprendí que hasta el suceso más pequeño puede ser bello y, en consecuencia, merece la pena que alguien lo cuente. Gracias, Luis.

2 comentarios:

javivi alcasad dijo...

oooooooooo, en el fondo didi eres un sentimental

R dijo...

:)

hay que ser muy malo para enfadarte con tu pareja en Navidad. Seguramente ella le había invitado a él a unas porras con chocolate y por eso no estaban en el callejón.