domingo, 24 de diciembre de 2006

regalos madrileños

siempre he sido de Reyes Magos, pero he de reconocer que en una noche como hoy tenía envidia de mis primos vascos, que recibían un montón de regalos de su Papá Noel particular, el Olentzero, y a mí el señor barbudo anglosajón sólo me dejaba una bolsita de caramelos.

Me cuentan que en Madrid, el que traía antes los regalos el día de Navidad era el propio Niño Jesús. Con un par: recién nacido y ya repartiendo presentes a diestro y siniestro.

El pasado año analicé en lapislázuli la evolución de los diferentes señores que traen regalos en Cataluña y Euskadi. A algunos les sentó bien, y a otros no tanto.

Este año solo deseo a todo el mundo que mañana, venga del personaje que venga, reciba, al menos, un pequeño regalito. "Qué más da", que diría Enrique Mochales.

Felices fiestas!!

5 comentarios:

josukano dijo...

Esta bien que un año después reconozcas, que tu "análisis" esta teñido por la envidia...

Personalmente a pesar de vivir en Euskadi me gustan más los Reyes - magos- pero no creo que tengas ninguna autoridad moral ni ética para juzgar las tradiciones de los pueblos.

Las emociones son libres, la alegria, el miedo, la envidia, el deseo... no tenemnos que justificarnos, ni sentirnos ni mejores que los otros por celebrar las fiestas de diferentes modos.

En tu "análisis" olvidaste que a Papa noel y a olentzero... se los lleva por delante el mercado y la globalización... y que lo malo es que los cuelga en la pared con una cuerda en plan yanqui... esto a mi me da pena. Da igual quien sea el personaje... dentro de poco hasta tu Niño jesus, con un par, estará con un saco subiendo las paredes de Móstoles.

didi dijo...

la verdad es que el "análisis" de el año pasado estaba más bien teñido de ironía. Hubo gente que lo pilló y otra que se lo tomo (bastante mal) al pie de la letra.

personalmente, pienso que si no nos podemos reir de nuestras propias tradiciones, es que estamos perdiendo peligrosamente el sentido del humor. Para eso no creo que haga falta ni autoridad moral ni ética.

No me siento mejor porque en mi tierra no haya un carbonero que reparte regalos ni un tronco que caga presentes. Es más, me parece de lo más freak.

PD: propongo una campaña para humillar publicamente a todos los papanoeles (o similares) colganderos.

PD2: y que el Señor Mojón (gran metáfora de la navidad) sea su sustituto.

saludos!

Aalto dijo...

Personalmente prefiero los Reyes Magos, aunque egoístamente, mejor es tener los juguetes el 25 de diciembre y poder disfrutar de ellos durante todas las vacaciones.

Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo, Felices Reyes, y Felices Fiestas para todos.

sade dijo...

Hola Didi, buen post de todas formas. A mí me ha entretenido. Mis primos catalanes conocen el Caganet o algo así. Horror, sólo con el nombre... Sabes cuál es lo que queda? Que nos regalamos un detalle por Navidad.
Un besin

javivi dijo...

Totalmente a favor el señor mojon es lo mejor que viene por Navidad solo si comes mucha fibra tanto si eres un cabron o lo muuy bueno.